Cronología del Miedo

Los raquíticos cuerpos huesudos rezan tristes bajo la tumba, una tumba que solo refleja tinieblas, como le hace un espejo roto en la inquietud de las sombras ocultas, y emotivas lanzan astillas cortantes impregnadas de sangre dura como una piedra.

Son cadáveres los que fríos reposan en el suelo sin hierba de los campos desolados y moribundos al sur, que impacientes ya no respiran bajo el hielo frío y las aguas bolcánicas del cosmos, como una daga que temible, afilada y temerosa atraviesa mi pecho muerto. Y solo dos caras no pueden verse unas con otras, porque ya han fallecido ¡ya han fallecido!.

Es imposible indagar que la muerte pisa los talones del sin sentimientos que sumerge su cara, pálida y putrefacta, en una tina de sueños y esperanzas rotas, que se ahogan en la desesperanza triste de la ilusión abandonada.

Los cuervos en un amargo árbol pican su ira en contra de los celos, apuñalados fueron los sentimientos de las personas resguñadas y arañadas por penas, y, a l avez, emocionados los deseos de los niños en una noche ordinaria navideña no sabenm que la vida no vale el esfuerzo con la que se vive…

¡Muerte, muerte, muerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s