El Bebé (cuento de terror)

El detective encendió la luz, viendo aterrado el cadáver de la cinco añera bañada en sangre, junto a su padre, con la daga ensangrentada a sus pies.

Fue llevado al interrogatorio, donde tiritaba, sudaba incontrolablemente, al tiempo en que sus saladas lágrimas caían por las mejillas.

– Comience – le exigió el detective. Cuando el hombre abrió los ojos, sus saltones ojos rojos con una horrible expresión de muerte, comenzó la reconstrucción:

– Cuando entramos a la mansión, llena de polvo y muy húmeda, empezamos a recorrerla. Llevaba a mi hija de la mano. Más al darme cuenta se había escapado. Oía sus pasos, pero no la veía.

“Me fijé que subía la escalera, y entraba a una habitación, así que la seguí…

El hombre comenzó a llorar nerviosamente, más el detective no fue flexible, y siguió interrogando. El hombre, entre sollozos y extrañas risas sicópatas, continuó:

– Al llegar fuera del cuarto, la puerta se cerró sola. Traté de abrirla, y no pude… traté, si… yo traté… y luego me di cuenta que estaba perdido en ese laberinto de puertas y pasillos llamado mansión.

El hombre se paró y corrió y corrió a un rincón, sentado, a chillar horriblemente. El detective lo dejó un rato, mientras comentaba con los demás oyentes.

Al final, lograron llevar al hombre a la silla, y continuó nervioso relatando.

– Después de un rato de tratar, oí el llanto de un bebé en la habitación, junto al grito de mi hija. Cuando ambos cesaron, la puerta se abrió…

“Me llené de horror al ver…mi hija estaba con una daga en su pecho, y junto a ella, un bebé desnudo riendo de ella. Tenía unos ojos satánicos, era increíblemente pálido, y sus manos estaban llenos de cortes. De repente, la luz se apagó, algo me atacó por la espalda, y caí al suelo, escuchando una risa estridente en todo el lugar…

El hombre fue sometido al detector de mentiras, pero no mentía, aunque todos los demás digieran lo contrario. El forense no encontró muerte por la apuñaladucha, sino por algo que con el tiempo nunca se averiguó.

Y el detective jamás volvió a atender ningún caso relacionado con eso, pues todas las noches siguientes se oían los estridentes llantos de un bebé junto a la cama.

Una respuesta a “El Bebé (cuento de terror)

  1. Es una historia que me gusta mucho, es buena.
    Exelente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s